Contacta con nosotros para una inspección
91 251 65 66 691 213 230

Ratón casero

Eliminar Ratón casero

El ratón casero es un roedor de pequeño tamaño, siempre nos acompaña, hasta el punto de que no sabe vivir sin nosotros. Tal es la asociación que en los pueblos abandonados suele desaparecer y en Servcontrol lo conocemos muy bien.

Nombre científico: Mus musculus

Nombres comunes: ratón casero, ratón doméstico, ratón de laboratorio, laucha, ratón común.

Clasificación:

  • Reino: Animalia
  • Filo: chordata
  • Clase: Mammalia
  • Orden: Rodentia
  • Suborden: Myomorpha
  • Familia: Muridae
  • Subfamilia: Murinae
  • Género: Mus
  • Subgénero: Mus
  • Especie: M. musculus

Eliminar e identificar al ratón casero

Morfología

Pequeño y delgado, con pelaje que va desde los tonos grises hasta los negros, pasando por los marrones. La cola, en apariencia, es desnuda. Tiene el cuerpo muy flexible, lo que le permite pasar por agujeros muy pequeños. Es buen nadador, trepador y saltador.

Los sentidos más desarrollados son el olfato y el oído. Además poseen largos bigotes, vibrisas, que son sensibles al tacto, proporcionándole información de lo que tocan.

  • Longitud de cabeza y cuerpo (sin cola): de 7 a 11 cms.
  • Longitud de la cola: de 8 a 15 cms.
  • Longitud de cabeza, cuerpo y cola: de 15 a 25 cms.
  • Peso: de 12 a 40 grs.
  • Excrementos: alargados y cilíndricos, de 3 a 7 mm. de

longitud y 1 a 3 mm de diámetro, de color negruzco o pardo.

Hábitat y costumbres

El ratón casero, de distribución prácticamente mundial, siempre está unido al hombre, no siendo fácil encontrarle si no hay humanos viviendo cerca. Aprovecha huecos y agujeros en nuestras casas, edificios o jardines, construyendo allí sus madrigueras, llenándolas de materiales con los que construyen sus nidos y de alimentos de reserva.

Su actividad es eminentemente nocturna, comenzando con el crepúsculo.

Son muy territoriales. Se afinan en grupos de hembras y machos jóvenes que son dominados por un macho adulto. Este último tiene el derecho de aparearse con las hembras.

Consumen al día entre 3 y 4 gramos de alimento. Aunque tienen preferencia por los granos, dada la variedad de alimentos que consumen, pueden considerarse omnívoros.

Reproducción y longevidad

La vida media del ratón casero está entre los 4 y 12 meses en libertad. En cautividad puede llegar a los 3 años.

Las hembras alcanzan la madurez sexual entre las 5 y 7 semanas desde su nacimiento, siendo el macho un poco más tardío. Si las circunstancias son apropiadas pueden estar sexualmente activos todo el año.

El periodo de gestación es de 19 – 20 días. El número de crías por camada está entre 3 y 10. Nacerán sin pelo, sordas y totalmente indefensas, con un peso aproximado de 1 gramo. La lactancia durará unos 20 días.

Dependiendo de las condiciones ambientales y de la alimentación, el número de camadas anuales oscilará entre las 3 y las 14. Su capacidad de reproducción es, por tanto, muy a tener en cuenta, siendo el potencial de una hembra superior a 2.000 descendientes en un año.

¿Tiene ratones en casa?

El ratón casero, como roedor que es, necesita un continuo desgaste de los incisivos, con lo que deja daños apreciables en los alimentos almacenados y en los materiales que están a su alcance, con las consecuentes repercusiones económicas y riesgos para la salud.

Aunque la necesidad de alimento por ejemplar es pequeña, unos 3 gramos diarios, no los suele consumir del mismo lugar, por lo que va ¨picoteando¨ y contaminando ya que muerde, roe, pisa, orina y defeca en diversos lugares. Por estos motivos es importante que una empresa como Servcontrol se haga cargo de ello.

Es considerado vector (transmisor) de muy diversas enfermedades, entre otras:

  • Rickettiosis pustulosa
  • Salmonelosis
  • Leptospirosis
  • Tifus
  • Peste bubónica
  • Hantavirus
  • Fiebre de Haverhill
  • Sodoku
  • Rabia
  • Triquinosis
  • Enfermedad de Chagas
  • Botulismo
  • Tularemia
  • Listeriosis
  • Erisipela
  • Brucelosis
  • Fiebre Q 

Señales de su presencia

  • Excrementos
  • Manchas en suelos y techos
  • Olor a orina
  • Marcas de mordisqueo y desgaste en materiales
  • Roturas en envases de alimentos
  • Papeles, cartones, libros y periódicos desmigados
  • Ruidos tras los muebles, paredes y techos de chillidos, correteo, roído, arañazos, objetos que caen y golpean, etc. 

Prevención y control

La mejor prevención es el impedir el acceso a posibles refugios así como a los alimentos y al agua. En el caso de detectar su presencia y no poder ser controlada a tiempo, Servcontrol dispone de soluciones, medios y técnicas para hacer frente a distintas circunstancias.

LLámenos.

Prestamos actualmente servicio en Avila, Segovia, Madrid, Toledo, Cuenca, Guadalajara,Valencia,Valladolid, Soria, Zaragoza, Teruel, Ciudad Real o Albacete.